Rito Escoces Antiguo y Aceptado

En la batalla de Bannockburn, el 24 de junio de 1314, los fieros escoceses celebran largamente la victoria ante los ingleses, no ya de una batalla, sino la de una dura guerra de independencia que acababa de lograrse bajo la conducción de su soberano Robert de Bruce, Robert I de Escocia. Esta victoria tendría repercusiones no solamente en el mapa político de la antigua Albión, sino también en la evolución de la Masonería en general y del Escocismo en particular. 

reaa

Tras la batalla, un agradecido Robert I creó la Orden de los Caballeros de San Andrés del Cardo. Entre estos experimentados guerreros había muchos miembros escoceses de la Orden del Temple, pero también es cierto que un buen número de ellos eran caballeros franceses de la Orden del Temple que habían llegado a Escocia huyendo de la persecución, desatada contra ellos por el rey de Francia (Felipe IV, el hermoso) y el Papa Clemente V. La creación de esta Orden permitió a los monjes guerreros Caballeros del Temple, seguir existiendo legalmente, protegidos por un legítimo rey.  

Tras su formación de esta Orden en 1717, la Gran Logia de Londres tomó rápidamente una importancia considerable. Incorporó a personajes de relieve y desplegó una gran actividad incluso más allá de los límites de Inglaterra. Bajo sus auspicios, los masones de Irlanda fundaron una Gran Logia en 1729 y los de Escocia constituyeron en 1736, la Gran Logia de San Juan de Escocia. 

A pesar de la fundación de la Gran Logia de San Juan de Escocia, la Logia Real de Kilwinning, que existía desde 1150, continuó su vida independiente. Sin embargo, después de roces con la Gran Logia de San Juan de Escocia, la Real de Kilwinning trasladó en 1743 su sede a Edimburgo, donde se estableció bajo el título de Gran Logia Real y Gran Capítulo Soberano de la Orden de Heredom de Kilwinning y de los Caballeros Rosa Cruces.  

Esta escisión entre las dos Grandes Logias de Escocia, tuvo una gran importancia, pues marca la separación en dos ramas de la Francmasonería: Por una parte el sistema inglés con sus tres grados, tal como era practicado en la Gran Logia de Inglaterra y sus fundaciones; por otra parte el de la Gran Logia Real de Kilwinning, cuyo sistema de grados formará más tarde la rama de la Masonería que se ha convenido en llamar Escocismo, y del que el Rito Escocés Antiguo y Aceptado toma sus verdaderos orígenes y la mayor parte de sus grados. 

Por aquellos años, otros Ritos de Perfección surgían en Francia. El Rito de Heredom o de Perfección, compuesto de 25 grados, habría surgido en París en 1758 como un desprendimiento del capítulo de Clermont. 

Es por aquel entonces cuando se tomó como costumbre designar a las Logias ordinarias como logias inglesas, donde el color del cordón de maestro es azul, mientras que el color de los maestros escoceses es el rojo.  

Las Grandes Constituciones, de 1786, del Rito Escocés y Aceptado, en su parte introductoria y declaratoria, que culmina con Federico II de Prusia, establecen lo siguiente: "Estas razones y otras, no menos graves, nos impelen a reunir en un solo cuerpo Masónico a todos los Ritos del Rito escocés, cuyas doctrinas son admitidas generalmente en lo esencial, como las antiguas instituciones que se dirigen a un centro común y que no son sino las ramas principales de un mismo árbol, difieren tan solo en sus fórmulas, harto conocidas ya y que tan fácilmente pueden reconciliarse. Adoptamos pues, como base de nuestra reforma conservadora, el título del rito ANTIGUO y el número de grados de la jerarquía del rito FILOSOFICO, declaramos que ahora y en adelante, están y permanecerán unidos en una sola Orden, que profesando el dogma y la doctrina pura de la antigua Masonería, comprende todos los sistemas del Rito Escocés reunidos en uno, bajo el título del Rito Escocés Antiguo y Aceptado."  

Estos Ritos Escoceses que se fusionaron son; el Rito Antiguo, el de Heredom o Hairdom, el del Oriente de Kilwinning, San Andrés, Emperadores de Oriente y Occidente, Príncipes del Real Secreto o de Perfección, el Rito Filosófico, y el más moderno de todos, conocido como Rito primitivo. 

Pero el Rito, tal y como lo conocemos y practicamos hoy, no se estructura hasta el 31 de mayo de 1801, al constituirse en Charleston, Carolina del Sur, el Primer Supremo Consejo de los Soberanos Grandes Inspectores Generales del XXXIII y Último Grado del Rito Escocés Antiguo y Aceptado. De este primer Supremo Consejo nacen todos los demás legítimos Supremos Consejos.

En la actualidad el Rito Escocés Antiguo y Aceptado, continúa trabajando en el mundo con 33° grados masónicos, con algunas variaciones en los nombres de los mismos, de acuerdo a las jurisdicciones. Se estructura en 33º grados, de los que los tres primeros, que constituyen la llamada Masonería Simbólica, dependen de las Grandes Logias; haciéndolo los 30 restantes, es decir, del 4º al 33º, ambos inclusive, de los Supremos Consejos, uno por cada país.

En términos generales, estas son las líneas esenciales que definen de manera particular el Rito Escocés Antiguo y Aceptado dando, por supuesto, un extraordinario énfasis a la aplicación práctica en la vida diaria y cotidiana de los frutos personales obtenidos mediante el "Trabajo" de tan antiguo Rito".